dilluns, 10 de setembre de 2007

La compasión


"Una persona compasiva al ver una mariposa que lucha por liberarse de su capullo, quiso ayudarla y apartó con mucha dulzura los filamentos para despejar una apertura.
La mariposa, liberada salió de su capullo y movió sus alas, pero no pudo volar.
Lo que ignoraba esa persona compasiva, es que es solamente a través del combate por nacer que las alas se vuelven lo suficientemente fuertes para volar.
Su acortada vida la pasó en el suelo. Nunca conoció la libertad, nunca vivió verdaderamente."

Amar con la mano abierta
Ruth Stanford

10 comentaris:

Montse ha dit...

A vegades la sobreprotecció, o el voler ajudar als altres, porta a la destrucció.
Es igual que amb els fills, tu els cries, els eduques, els estimes, però quan arriven a una edat, han de volar, aprendre per ells mateixos, i encara que ens faci mal hem de deixar que segueixen el seu camí.
Jo tinc un fill que ara fara 16 anys, i la veritat costa molt deixar-los anar, però no tinc més remei, han de formar-se com a personaes i començar a decidir per ells mateixos.

Brie ha dit...

Creo que le voy a dejar leer a mi madre esta entrada :D

garmir ha dit...

Hola:
Uyyyy, este post , me suena a que Lucia se hace liberal, ejem, ejem.

francis black ha dit...

Estoy muy de acuerdo con este texto , esto no son los mundos de yuppy , aqui yuppy pringaria a la primera .

Salva ha dit...

Es como se ha sido compasivo con el tercer mundo hasta ahora.
Es bien cierto lo de " No me des mas peces, dame una caña y enseñame a pescar".

Efecte Llimona ha dit...

Seria convenient preguntar els altres per les seves necessitats i proporcionar-los ajuda tenint-les en compte.

Francesc Cayetano ha dit...

Moltes felicitats, Lucía... Per molts anys!

Amparo ha dit...

En un post que no toca, pero ¡¡¡¡felicidades!!!!!
(escrito el 14 de septiembre, tras leer tu comentario en el blog de Carme)
Muas

garmir ha dit...

Hola Lucia:
Feliz Cumpleaños, que tu y tu hijita Paula seais muy felices y vuestros sueños se hagan realidad.

Felicidades.

Lucía Solís ha dit...

Graaaaaacias!!!! Sí, es mi cumpleaños. Cuarenta y dos tacos ya!!! Pero con mucha dignidad. Jejejeje.