diumenge, 9 de març de 2008

Día D

Hoy no he podido hacer de interventora. En esta ocasión ha pesado mas mi papel de madre y me he quedado en casa. Paula está con gripe y el día se presenta largo. Se me hace extraño. Desde que empecé a militar en el PSC en el año 1988, no me he perdido casi ninguna jornada electoral al pie del cañón, ya sea en el colegio electoral o trabajando desde la agrupación. Hoy preveyendo que no pudiera estar en una mesa electoral tenía previsto hacer el reparto de comida a los compañeros y compañeras.
Sólo pretendo hacer una reflexión sobre lo que se mueve para que todas y todos podamos ejercer nuestro derecho al voto. La policía, los/las conserges de los espacios públicos, el personal de Correos, las personas de los juzgados, los/las trabajadoras de diferentes instituciones (ayuntamientos, estadística,...),las personas que están en las mesas y los/las representantes de los partidos políticos. Es un día grande y bonito. Excepto algunos casos en que encuentras personas que te ponen difícil la tarea.
Es verdad que da pereza pero, al final te sientes bien por haber colaborado. Sobretodo si el resultado te es favorable, jejejeje...
Bien, aquí queda este pequeño reconocimiento para todas las personas que hoy están al pie del cañón.

7 comentaris:

francis black ha dit...

Felicidades por la victoria .

Ivan ha dit...

Enhorabuena, por la parte que te toca.

Saludos.

Bruguers ha dit...

Moltes felicitats a tots i totes.

Francesc Cayetano ha dit...

FELICITATS, Luci!!!

garmir ha dit...

Hola Lucia:
Muchas felicidades por la nitida victoria de ayer, felicidades de todo corazón.
Edmundo.

Lucía Solís ha dit...

Graaaaaaaacias de todo corazón pero que conste que no estoy tan eufórica como se puede pensar. Yo he sido pesimista hasta el final y me he llevado una gran sorpresa pero el PP ha levantado muchos votos respecto a las anteriores ¡Hay que estar al tanto!

Brie ha dit...

Yo también venía a felicitarte!!! :D y espero que tu niña esté mejor, claro! A mi me dio una pereza horrible ir a votar, pero lo hice. Y es verdad que sales con una sensación agradable, por haber participado. Las veces que no he podido(o querido, por perrería absoluta) votar, luego me he sentido culpable :)