dimecres, 26 d’agost de 2009

La tejedora de vida


En este huipil llevo grabado
todo lo que padecí y lloré
en los primeros cuarenta años de mi vida.
Estas seis flores rojas son
los corazones de mis abuelas,
de mi madre y de mis tres hermanas
que ya murieron.
Estos muñequitos son mis hijos,
nueve que he tenido,
y se distinguen los
que no se lograron
porque llevan una flauta de maíz,
es decir, que ya se fueron
a alimentar la tierra.
Y vea usted esta greca
para que que se de cuenta
de lo difícil que ha sido mi vida
que hasta remolinos de llanto hay ahí.
Este es mi ángel de la guarda
Y este otro el demonio que me tienta.
Los cocoles son mi marido
que como me abandonó
nomás me la paso pensando en él.
Este es el árbol de la vida
y de la muerte,
y yo estoy en su centro
porque aquí estoy cumpliendo mi destino.
Yo voy a labrar otro huipil
con mas cosas que he vivido,
y cuando me muera
me vestirán con los dos,
uno encima de otro.
Cuando suba al cielo,
nomás de verlos
ya sabrá Dios

de qué me ha de enjuiciar.


De "La Tejedora de vida"

C0lección de trajes mejicanos de Blanca Serfín


Agradezco este texto a Marina Rosell quien compartió una tarde estupenda con nosotras en Sabadell...