dimecres, 30 de juny de 2010

Mediocridad en la política

Hace unos meses recibí uno de esos mails-cadena-enviados-sin-ton-ni-son-a-tu-lista-de-direcciones que adjuntaba un artículo de un conocido intelectual nacional, habitual en la lista de ventas de libros y, en mi opinión, perfecto machista, prepotente y algo fascistoide. No diré de quien hablo pero quien me conoce debe imaginar
¡Bien! Volviendo al contenido del artículo, venía a despotricar sobre la mediocridad de los políticos actuales (masculino ya he dicho que muy machista), insultaba, generalizaba.
El hecho es que como ando desde hace un tiempo algo quemada con esta manía de generalizar e insultar (esa es una de las razones por las que hablo poco de política en el blog), contesté el mail. Se que algunas personas se molestaron por recibir una respuesta de ese tipo de una desconocida y así me lo hicieron saber pero no me pude contener. Soy impulsiva aunque me controle bastante y vuelvo a pedir disculpas por ello. De todas formas no hice nada mas que defender a la clase política que en su mayoría dedica un montón de horas y esfuerzo en su trabajo. También di un argumento sobre el peligro que representa esos discursos destructivos sobre la política. En mi opinión existe un movimiento liberal que, desde hace un tiempo, se dedica a quitarle valor a la política para que pierda credibilidad porque una sociedad desmembrada permite a quien tiene el control que el poder esté donde le interesa. En un estado democrático se supone que es el pueblo quien decide donde está el poder y eso no le interesa a algunos sectores.
Y ayer me encontré con este artículo de Josep Ramoneda en El País que explica mucho mejor lo que manifesté aquel día y que hoy quiero compartir con vosotr@s.
Por otra parte si esperáis que hable del Estatut, sólo dire (dejando claro que mi conocimiento del tema no es profundo sino como el de cualquier ciudadana que lea los periódicos):
1. Que el concepto nación no tiene vinculación jurídica lo sabíamos tod@s desde que quedó en el preámbulo que no es ni mas ni menos que una declaración política.
2. El porcentaje de constitucionalidad es abrumadoramente superior al de inconstitucionalidad ¿De verdad alguien se esperaba una sentencia mejor?
3. Lo que me preocupa son los artículos que han quedado descolgados sobre el tema de la justicia ya que realmente tenemos un problema en ese aspecto. La administración de justicia clama una reforma.
4. Hemos dado un gran paso en lo referente a autogestión y, por fin, Catalunya cuenta con una norma que nos permite desarrollar otras que faciliten la gestión.
5. Lo verdaderamente preocupante es que unos "okupas" (el término no es mío, lo leí en algún lado) hayan tenido tanto tiempo secuestrado el texto y puedan alterar el desarrollo de un texto refrendado por el conjunto mayoritario de fuerzas politicas y por las urnas de esta manera. En mi opinión el sistema ha perdido legitimidad y, si tenía que actuar, debía haber sido anteriormente al referendum.
¡Ah! ¿Y que tiene de malo la mediocridad? La mayoría de la sociedad es mediocre, lo excepcional es superar la media y prefiero no hablar de los que no llegan a ella.

dilluns, 21 de juny de 2010

Mujeres solas

Justo ayer por la tarde pensaba en el ramillete de amigas solas que me rodean. Mujeres estupendas. Inteligentes, guapas, cultas, divertidas,... Pensaba en que la mayoría de mujeres que me rodean son solteras, divorciadas o separadas. Por opción o porque la vida las lleva a esto, que es lo más fácil, pero sentimentalmente solas. Me pregunté si había alguna razón, colectiva o sociológicamente hablando, para ello y no llegué a una conclusión. Curiosamente hoy he encontrado una respuesta en esta reflexión. No creo que sea la única pero me da una orientación ¡Y desde una perspectiva masculina!

dissabte, 19 de juny de 2010

Adios a José Saramago

Un gran escritor. Me impresionó su "Ensayo sobre la ceguera" y tengo pendiente seguir leyéndolo. Ayer nos dejó pero, afortunadamente, sus obras siguen ahí. Me gusta mucho utilizar citas en mis escritos y conferencias. Siempre he admirado las perlas que nos ha dejado este ateo comunista, os dejo la que colgué ayer en mi facebook: "No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar".

No puedo vivir sin ti

dimecres, 16 de juny de 2010

Es cosa de hombres

Las últimas semanas he impartido un taller sobre "Sexismo y medios de comunicación" en Sabadell. Las mujeres que han participado en el mismo me han cargado las pilas y, sobretodo, me han devuelto la perspectiva "no profesional" de mi trabajo. Os parecerá extraño pero para mi resulta muy importante no tecnificarme, de hecho creo que es imprescindible el contacto diario con la ciudadanía para no perder la realidad entre la teoría.
Uno de los recursos que he utilizado para argumentar el análisis es este vídeo que elaboró Isabel Coixet para TVE. Espero que os resulte interesante. Clicad aquí

dimarts, 8 de juny de 2010

Ciencia Ficción

Mireia miró a Clara de repente y le preguntó: “¿Y si esto fuera algo mas allá de lo que vemos?”. Clara no entendía lo que le quería decir. Estaban hablando sobre la crisis cuando Mireia salió con ese comentario. Con la mirada le pidió que le aclarase lo que quería decir. “Si, mujer, que puede ser algo planeado. No me mires como si estuviera loca. No es tan difícil de creer. Piénsalo bien.” ¿Planeado por quien? Pensó Clara.

“Hace tiempo que lo pienso. Todo esto anda beneficiando a unos pocos y destruyendo el sistema a la vez. Los gobiernos andan locos. Los sistemas de estado del bienestar tambaleando. Las economías familiares cada vez mas frágiles. Grecia, España, Hungría... ahora Alemania.”

Clara se vió de pronto en un paisaje gris. Era una especie de película de ciencia ficción futurista. Si, de aquellas con un gobierno único planetario que controla a toda la ciudadanía mundial y los aborrega para que pierdan voluntad. Un mundo en el que unos pocos viven muy bien gracias a la sumisión del resto.

¿Será eso lo que pasa cuando gana el capitalismo?