dilluns, 6 d’octubre de 2008

La custodia compartida, el SAP y las falsas denuncias

Revisando una de mis webs de referencia, Dones en Xarxa, he encontrado un artículo de Consuelo Barea muy interesante sobre la custodia compartida, el Síndrome de Alienación Parental y las falsas denuncias de las mujeres hacia los hombres.
Estoy muy de acuerdo con lo que ella expone. Yo soy de las afortunadas que comparten la custodia porque mi hija tiene un padre que ha sido corresponsable en su crianza y porque somos capaces de entendernos, pero significa un trabajo diario para los dos. Por eso la defiendo pero soy realista en la dificultad que supone para muchas ex-parejas.
Sobre el SAP y las denuncias falsas no me extenderé mucho creo que es mejor que leáis el artículo que os refiero ya que lo explica estupendamente.

2 comentaris:

Francisco ha dit...

Algo de información por si le interesa saber:

La coordinadora del Psicología Jurídica del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España, en un comunicado hecho público el pasado 18/06/08 explicó:


“…deseamos avalar la conveniencia del análisis de la problemática que se conoce como Síndrome de Alienación Parental en la evaluación psicológica, tanto dentro del ámbito forense del derecho de familia, como de otros relacionados. Los investigadores y los psicólogos muestran gran consenso al considerarlo como una alteración cognitiva, conductual y emocional, en la que el niño desprecia y critica a uno de sus progenitores. Esta conducta y actitud de rechazo y minusvaloración, es injustificada o responde a una clara exageración de supuestos defectos del progenitor rechazado…”

“… Como todo avance científico y profesional, está sujeto a continua revisión, pero no puede ser negado "a priori", cuando existe literatura científica y actividad profesional que lo describe, y reconoce su utilidad.”


En España se han realizado cursos organizados por la propia Administración del Estado.

Sirva como ejemplo el promovido en Zaragoza, del 7 al 9 de noviembre de 2007, bajo la referencia (Cod. IR07/26), dentro del programa de “Infancia en riesgo social”, con el título ”SÍNDROME DE ALINEACIÓN PARENTAL (SAP) COMO NUEVO TIPO DE MALTRATO Y SU TRATAMIENTO EN LOS SERVICIOS ESPECIALIZADOS: DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN”.

De igual forma, con el amparo de la administración académica universitaria, se van a realizar próximamente dos congresos monográficos sobre SAP.

Es falso que OMS y la APA (Asociación Psiquiatría Americana) hayan rechazado oficialmente el SAP, y el dato de que no esté recogido actualmente en el DSM-IV no justifica su inexistencia. ¿Acaso lo está el “síndrome de la mujer maltratada”?. A pesar de ello, nadie puede cuestionarse tampoco su existencia.

Francisco ha dit...

Sobre el asunto de las falsas denuncias:

Lea el primer informe del Consejo General de la Abogacia Española (CGAE), en el que son los propios abogados de oficio los que están denunciando la vulneración de la presunción de inocencia.

O las manifestaciones de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIG), en las que se “critica el protocolo de valoración policial del riesgo de las víctimas de violencia de género, por la poca colaboración de las presuntas victimas, cuando ya han conseguido de la Administración lo que pretendían con su denuncia......observando los agentes que a veces la denuncia no cumple el fin de evitar el riesgo de agresión o maltrato, ya sea físico o psicológico, sino más bien un interés meramente judicial en un proceso de separación o divorcio, de manera que se asegure la custodia de los hijos y la asignación de bienes.”

Aún más significativo, si cabe, es que la Sala 1 del Tribunal Supremo, recoja entre los fundamentos jurídicos de su resolución 93/2006, lo siguiente:
“Cabe señalar adicionalmente, como destacan las sentencias números 990/95, de 11 de octubre y 331/96, de 11 de abril , que en los casos de separaciones matrimoniales conflictivas , en que existe litigio sobre la custodia y/o el ejercicio y las circunstancias del derecho de visita, la experiencia judicial lamentablemente acredita que no son infrecuentes las denuncias por supuestos malos tratos o abusos que no responden a la realidad y tienen como finalidad influir sobre la decisión de custodia.”
Refiriéndose al uso torticero de denuncias por malos tratos o abuso, incluso a menores, para fines poco éticos.

Pero si de verdad tiene interés en conocer la realidad, hable con cualquier miembro de la carrera judicial en privado y se puede encontrar con una respuesta que puede romperle sus convicciones sobre el funcionamiento de la justicia en nuestro país, en esta materia.