divendres, 10 d’octubre de 2008

Nanas de la cebolla


Miguel Hernandez escribió esta nana al recibir en la cárcel una carta de su mujer en la que le decía que su hijo sólo comía pan y cebolla.
Dos de los hombres que mas me emocionan en una única entrega.

1 comentari:

Montse ha dit...

A mi també m'emociona en Serrat.
Espero que tot et vagi molt bé, i avuere si passeu, pel poble, una abraçada ben forta.